POR FIN SE PONEN DE ACUERDO LAS IZQUIERDAS EN JALISCO; ALFARO, EL CANDIDATO A GOBERNADOR

La historia de las alianzas de las llamadas izquierdas de Jalisco se dio por vez primera en lo que ya es un hecho histórico para una entidad donde la derecha y la tradición política han sido el sello característico.

El 14 de febrero de 2012 fue inscrito en el Instituto Electoral de Jalisco a seis minutos de que feneciera el plazo para registrarse. Arduas semanas de negociación y largos meses de confrontación quedaron atrás y Enrique Alfaro Ramírez se convirtió en el candidato a gobernador por el bloque.

Para quienes gustan del detalle, dejamos a continuación el convenio firmado por PRD, PT, Movimiento Ciudadano y la agrupación alfarista Alianza Ciudadana, que sienta las bases de lo que se convierte en los hechos en una tercera opción viable de gobernar el estado.

CONVENIO COALICION IZQUIERDAS JALISCO

¿ENRIQUE ALFARO CANDIDATO DE ALIANZA A GOBERNADOR EN JALISCO?

JUAN CARLOS G. PARTIDA

Ya nadie duda de que Enrique Alfaro será candidato a gobernador en el 2012. Como en el caso de AMLO a nivel nacional, aquí Alfaro ya tiene seguro el apoyo del PT y Convergencia. Y ya vimos durante la semana pasada que el PRD y ¡oh sorpresa! el PAN, también enseñaron la intención de hacer alianzas en Jalisco para ese año con el ánimo de revertir la todavía fuerte presencia del otro candidato que conserva la delantera en la preferencia ciudadana, Jorge Aristóteles Sandoval.
Enrique Alfaro, el bien amadoo para el 2012
El único que podría amalgamar una candidatura de los dizque opuestos partidos es Alfaro, que nomás sonríe mientras en las dirigencias locales del PAN y el PRD nadie se atreve a negar que pudiera ser su gallo blanquiazul con cresta de sol azteca…

La perspectiva de Alfaro como candidato PAN-PRD ya removió ambiciones, justas y republicanas (ahá), dentro del PAN sobre todo.

A Alfaro se lo están peleando las dos facciones que dominan al blanquiazul y el alcalde de Tlajomulco se deja querer, hasta escarcear políticamente. Si al PRD de RPL le parece imposible una alianza con el PAN yunqueto que predica desde Casa Jalisco, ahí está el grupo tradicional y su emperador Paco Ramírez Acuña como opción blanquiazul, tal cual se comprobó en la comida y chelas que departieron Alfaro y Hernán Cortés en Plaza Andares el viernes 22 de agosto.

En tanto, Alfaro le echa sonrisitas a Emilio El Paracaidista, quien está a todo vapor buscando amigos para que el próximo sexenio le pongan paja en el aterrizaje.

De hecho y aunque parezca descabellado, en estos momentos parece más fácil que la alianza que apoye a Alfaro tenga al PAN incluido y no al PRD, porque el proyecto padillista ciertamente se inclinó hace tiempo a favor del PRI con el PRD haciéndole al PPS del siglo XXI, como partido satélite bueno para mover el tablero electoral a favor de un tercero. Falta ver si la militancia permite que el PRD se quede en ese rol de comparsa.

Por supuesto aspirantes panistas de hueso colorado (¿paradoja?) como Ferguz Man, crujen y recrujen ante la perspectiva de Alfaro aliado, que los borraría para siempre de la faz del mundo dejando a medias su propósito inconmensurable de implantar el reino de Dios en la tierra. Máxime cuando hasta Herbert Taylor le anda haciendo la chamba a su compadre Emilio para calar a fondo la posibilidad de que Alfaro sea el gallo del ante todo pragmático Yunque.

La Ruptura Enrique Alfaro-Raúl Padilla, con Casa JalisCROC de telón

JUAN CARLOS G. PARTIDA

La Jornada Jalisco

“Sí. Con todo”, me contestó este domingo 21 de febrero Enrique Alfaro Ramírez, cuando le pregunté si la rueda de prensa que este lunes 22 convoca para hablar de “un poder fáctico del estado de Jalisco” es contra el jeque de jeques cuyas iniciales son Raúl Padilla López.

Enrique Alfaro, con todo. Foto La Jornada Jalisco

Hace menos de dos meses, cuando estaba por asumir el cargo, Alfaro Ramírez admitía que varias posiciones del ayuntamiento de Tlajomulco habían sido concedidas a RPLboes, en esa suerte de alianzas que la mayoría de los políticos necesitan para amarrar un cargo de elección popular. Lo que dijo que no admitiría es que los intereses  del Grupo Universidad quisieran adueñarse del proyecto que para el municipio traía él como nuevo alcalde.

Raúl Padilla. Otra insurrección a sus 20 años de cacicazgo en la UdeG. Foto: Proceso

El año pasado, cuando conformaba su planilla, Alfaro se pegó de frente contra los RPLboes a través de la dirigencia estatal del PRD, cuyo titular Toño Magallanes decidió incluso registrar una planilla diferente a la que palomeó el candidato a presidente municipal, motivando la primera gran ruptura que incluso debió decidirse con mediación de las autoridades del yuppIEPC, en un acuerdo de último momento y casi en los límites de registro definitivo.

Transitado el desacuerdo, Alfaro debió ceder espacios a RPL: Alberto Uribe Camacho, eminente abogado del Grupo Universidad muy ligado al secretario general Alfredo Peña Ramos; el ex consejero universitario y ex director de la prepa de Tequila, Enrique Velázquez González, como director de Desarrollo Social; al ex regidor perredista Quirino Velázquez como coordinador de Administración y Servicios Públicos, además de Willy Saavedra, de la avanzada de los RPLboes en el PAN, como titular del Instituto de Recreación, Cultura y Deportes.

¿La gota que derramó el vaso? Según fuentes del primer círculo de Alfaro, la intromisión del jeque de jeques en las decisiones municipales ha sido creciente, al grado que solicitó dinero –algunos hablan de la increíble cantidad de 50 millones de pesos- para el Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG) que comienza el 12 de marzo próximo. Recordemos que Tlajomulco con problemas rebasa los 800 millones de pesos anuales de presupuesto, por lo que la descabellada petición –aún en caso de que fuera mucho menor la cantidad- afectaría seriamente las de por sí pauperizadas arcas municipales.

Los coletazos desde el Ayuntamiento a esa supuesta petición comenzaron a sentirse desde el viernes, cuando corrieron a Enrique Velázquez González de Desarrollo Social, personaje también muy ligado a la FEU y por ende al Atenguillo Peña Ramos. Y la de esta mañana, una rueda de prensa a la que acudirán regidores (¿irá Quirino Velázquez?), será la ruptura formal.

Parece difícil que Alfaro se lance sólo en pos de tan tremendo propósito, visto lo que ha sucedido con muchos de los adversarios políticos de RPL empezando por el rector en desgracia Carlos Bris(u)eño. El asunto es que la cercanía de Alfaro con Casa JalisCROC hace suponer de inmediato que detrás de las intenciones de ruptura está el gran cilindro del presupuesto estatal, ese tesoro multimillonario de todos que usado de manera unilateral por el Yunque hecho gobierno ha estrechado amistades y presionado a quienes supone sus adversarios. Seguro Alfaro ya midió el tamaño de la amistad con Emilio El Amigo, porque no hacerlo podría significar un suicidio… político.

En fin. Será muy interesante estar hoy en esa rueda de prensa. En tono de mientras y como para ir calentando motores, Alfaro se entretuvo el fin de semana anunciando el próximo lío en que se meterá por el Tlajomulco de sus amores, luego que informó que buscará cobrar las licencias de los comercios y el estacionamiento en la zona del aeropuerto internacional de Guadalajara. Si ya se echó al Grupo Aeroportuario del Pacífico, con todos sus millones y cercanía a la mafia que (des)gobierna el país, ahora el alcalde de Tlajomulco y suspirante a gobernador en el 2012 está decidido de una vez a pintar su raya con RPL y su muy amplia red de muchachos a su servicio.