EL PAN SIN SANTONES Y SIN RELEVO IDEOLÓGICO

 

 
JUAN CARLOS G. PARTIDA
 
Si al PAN le faltaba algo para despedirse con la peor gracia posible de sus funestos años de gobierno en el estado y el país, era la muerte de uno de los pocos ideólogos de a deveras que tenía y que les quedaba con vida, don Efraín González Morfín, hijo de Efraín González Luna, fundador de un partido en el cual sus liderazgos convencidos del bien común no alcanzaron a saborear las mieles del poder en beneficio de la ciudadanía.
 
Por el PAN han pasado personalidades de verdadero relieve en la historia nacional. Hugo Gutiérrez Vega, uno de los mejores poetas, pensadores y literatos vivos en el país, militó en su juventud allá por los años 50 del siglo pasado, en ese partido, al que renunció después cuando vio que sus fundadores eran traicionados uno a uno en los pequeños espacios de poder que los blanquiazules iban ganando en el país.
 
El propio González Luna y su hijo González Morfin mostraron que se puede ser a sus convicciones religiosas sin que por ello las creencias de fe tengan que trasladarse al gobierno civil. De ellas se puede abrevar, porque a final de cuentas el catolicismo real –sin la iglesia, pues- es una corriente humanista que centra su visión en los seres vivos, como la mayoría de las religiones, aunque muchos se empeñen casi siempre para su conveniencia en el dogma como base de lo ultraterrenal.
 
También por el PAN pasó, convencido hasta el último minuto de que el partido tenía remedio de tanto zángano, gente como Manuel Gómez Morín, Rafael Preciado Hernández y más recientemente el filósofo yucateco Carlos Castillo Peraza o el bronco y derecho Manuel Maquío Clouthier (para quien trabajé en Sinaloa en el diario Noroeste y conocí apenas dos meses antes de su muerte), quienes sabían defender la ideología demócrata cristiana que dio base a la fundación allá por 1939, pero en la doctrina del verbo y no de la elucubración que esconde intereses particulares.
 
Adolfo Chistrieleb, no tan conocido fuera del partido pero también otro de los santones ya idos, dijo alguna vez: “La participación política no es toma de posiciones para salvaguardar o promover intereses particulares, de clase o de grupo, sino promoción de las exigencias del bien común sobre bases de justicia que trasciendan a todos los hombres”.
 
Habría que decirle eso a políticos como Chente Fo(c)x, FeliPillo, Emilio El Católico, Juan Manuel Oliva (de Dios), quienes privilegiaron a la clase empresarial, exaltaron el neoliberalismo como la panacea del desarrollo para justificar atropellos como el que hoy se vive con la reforma laboral (¿y el PRI, apá?) y se olvidaron definitivamente de los pueblos originarios del país, de los trabajadores que menos ganan, hicieron crecer la violencia y la pobreza, estancaron la educación aunque de hecho siempre han querido hacerle regresiones anticientíficas dignas del siglo 19. En fin, hundieron al país animados por sus muy terrenales propósitos disfrazados de halo iridiscente y divino.
 
Habría que decírselo en Jalisco a panistas como José María Martínez, senador que insulta la inteligencia pública y el bolsillo ciudadano con sus despropósitos de liderazgo al más rancio estilo priísta, a súbditos del Vaticano como Ferguz Man ©, a verdaderas ostias pragmáticas y hoy empresariales como el muy ilustre embajador de Jamay don Paco Ramírez Acuña, a rancherones dizque honestos como el no multimillonario pero millonario al fin Bebeto Cárdenas o a los grupúsculos que regentean las afiliaciones para padrotear a los nuevos militantes en las elecciones internas.
 
Claro que a toda esta generación que le tocó mal gobernar, le importa muy poco lo que en los orígenes quisieron crear los fundadores de su partido. Como en el PRI, donde también grandes ideólogos de la justicia social hoy se revolcarán en sus tumbas con el rescate de España que propone nuestro bien peinado copetudo presidente impuesto, dijo electo, KiKEN Peña Nieto.
 
La muerte de González Morín es la partida tal vez del último ideólogo del PAN. Ahora las ideas y el rescate, en Jalisco, corresponderán a políticos chapulines y falsos como Bebeto, como Chema Martínez, y muy pocos más. Pobres.
 
PARTIDIARIO
El Vaticano. Si el amable lector creía que con la salida del PAN volvería la república liberal a asentarse en el gobierno, qué equivocación. Tan papistas como Ferguz Man están resultando el próximo gobernador Ar(t)istóteles Sandoval, compayito de la Arquidiócesis y de los Evangelistas, como Ramiro Hernández y su oficina de asuntos religiosos prevista para Guadalajara, o la intención de Robles Peiro tocayo de Héctor de promover una santa macroplaza en el centro de Zapopan, comprando todo lo necesario para tumbar edificios y que la gente pueda vitorear más a sus anchas a la virgen de Zapopan cada 12 de octubre. Pretextos no faltarán. Turismo religioso, espiritualidad para hacer gobiernos humanos, o sana convivencia con las congregaciones de fe. A ese paso al rato podrían editar, como Emilio El Católico, libros de biología que asusten a los niños diciendo que se van a quedar locos y les saldrá un pelo en la palma si se masturban. Viva Jalisco…
 
Y ya con esta. Al ganador este año del premio FIL de Literatura, el peruano Alfredo Bryce Echenique, le pasa como a los diputados jaliscienses, a los magistrados jaliscienses, a los alcaldes jaliscienses, al gobernador jalisciense y a cualquier politiquillo de media ralea. Que digan lo que quieran de su prestigio, mientras el bolsillo se siga llenando de lo importante (para ellos). En el caso de Bryce son 150 mil dólares, el monto del premio, que recibirá en la sala de su casa en Lima porque RPL no quiere arriesgarse a que lo vayan a abuchear en la inauguración de la Feria del Libro por rendir homenaje a un escritor acusado por las autoridades de su país de plagio literario…
 
@jcgpartida
 

AUMENTA GUERRA SUCIA ELECTORAL EN JALISCO

 

JUAN CARLOS G. PARTIDA

La guerra sucia desatada contra los candidatos a gobernador de Jalisco por los partidos  Movimiento Ciudadano, Enrique Alfaro Ramírez, y Acción Nacional, Fernando Guzmán Pérez Peláez, ha incluido desde cabezas de perro degolladas hasta “boletines de prensa” apócrifos, pasando por mensajes a celular, llamadas telefónicas a los domicilios y, en particular, una bien orquestada campaña que incluye varios medios de comunicación oficiosos.

Aquí les dejamos una muestra reciente. El “boletín” enviado la noche del domingo 3 de junio a algunas cuentas de correo electrónico, en el que se sugiere la posibilidad de que Guzmán decline y negocie su declinación a favor de Alfaro.

boletin

Dicha “información” fue corroborada con el equipo guzmanista, quien a su vez dos horas después casi a medianoche envió un comunicado urgente, este sí desde su correo oficial, desmintiendo lo anterior.

COMUNICADO URGENTE